¿Ya tenemos diario oficial?

¿A quién le doy la primicia, a ver, a ver, ta te ti, suerte para ti… uh, ganó mi amigo Zitelli…cosas del azar.

Cuando el río suena, agua trae…dicen los criollos, y hace rato que en Catamarca se habla del interés de Raúl Jalil por el diario El Ancasti. Que lo compra, que no lo compra, que ya lo compró. La cercanía de Jalil con Zitelli es algo que no se puede ignorar, como que se reúnen a plena luz del día, seguramente por puro amor y amistad, porque nada hace pensar que hay negocios y billetes de por medio en ese vínculo tan hermoso, donde terciaría Oscar Castillo como tercer punta del triángulo.

La idea de los Jalil de comprar el diario es de vieja data, pero la lógica comercial indica que llegó el momento en que es mejor negocio para su dueño conservarlo que cederlo. ¿Por qué lo va a entregar al mayor pagador de la provincia, el gobierno jalilista, si puede perfectamente hacer el trabajo que el gobierno quiera y además cobrarle?

Todos son rumores, y podrán decir desde diciembre que todos los medios son iguales y no hay entongues ni privilegios para nadie.

Pero como además de ser hay que parecer, a las pruebas nos remitimos.

Todos los periodistas de política de Catamarca andan averiguando quiénes van a ser los funcionarios de Jalil, cosa que nunca se anuncia antes de tiempo, por lo menos en Catamarca. Entonces todos los medios hacen lo mismo, preguntan, averiguan, suponen. Bueno, todos no…

Vemos que El Ancasti de Zitelli anuncia sin verbos potenciales, con toda seguridad, que Jalil ya definió su equipo, y tira los nombres, que son los nombres que circulan, pero la diferencia es que ellos ya lo aseguran.

Parece que el siempre favorecido medio del empresario hotelero, turístico, agropecuario, ganadero, olivícola, etc, que supo tejer su imperio a fuerza de vínculos, quiere sacar pecho y mostrar que vuelve a estar en la mesa chica.

El dueño del diario, ex ministro saadista que después se le dio vuelta a su jefe, que después acribilló a Corpacci a las órdenes de Brizuela y se hizo corpacista más tarde, ahora quiere dejar en claro que está un paso más allá que el resto de los mortales cuando de información de Jalil se trata.

Mal comienzo para don Raúl, si ése va a ser su socio bendecido de la información. Buena noticia para el resto de los medios si volvemos a tener un diario oficial. Ya pueden ir viendo la suerte que corrió La Unión.

El Catucho.