Ante organismos de derechos humanos, el Presidente consideró que en la Argentina no hay “presos políticos” sino “detenidos arbitrarios”

Alberto Fernández se reunió con la Mesa Nacional de Organismos de Derechos Humanos en Casa Rosada. Le pidieron especialmente por Milagro Sala, sobre quien mostró su “preocupación”.

El presidente Alberto Fernández se reunió en la Casa de Gobierno con integrantes de la Mesa Nacional de Organismos de Derechos Humanos. Participaron distintos miembros de Madres de Plaza de Mayo Línea FundadoraAbuelas de Plaza de MayoH.I.J.O.S.Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones PolíticasAPDH y APDH La MatanzaLiga Argentina por los Derechos HumanosCentro de Estudios Legales y Sociales (CELS)Familiares y Compañeros de los 12 de Santa Cruz, y El Movimiento Ecuménico, entre otros.

El jefe de Estado estuvo acompañado por el Secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti.

Al salir de la Casa Rosada, la titular de Abuelas, Estela de Carlottomanifestó que tienen «100 por ciento de confianza en Alberto y Cristina» porque reflejan «lo mejor» de su «historia política».

Carlotto contó que los representantes de los distintos organismos expresaron sus preocupaciones. Una de ellas fueron “los presos políticos”. Entonces el Presidente tomó el micrófono y les hizo una aclaración, sin dar nombres (no se mencionó al ministro Julio de Vido, ni a Amado Boudou). «Un preso político es una persona que fue detenida sin un proceso. En la Argentina lo que hay son detenidos arbitrarios, que es otra cosa. Es gente que podría soportar sus procesos en libertad pero los detienen porque son opositores», les respondió.

También, según la titular de Abuelas, se mostró preocupado cuando le pidieron por Milagro Sala. El propio Presidente había hablado el fin de semana sobre la dirigente de la Tupac Amaru en Jujuy, provincia que visitará Fernández antes de fin de mes.

«Cada vez que hablamos, sale el tema Milagro Sala porque él sabe lo que yo pienso. Fue la primera víctima de un sistema que después iba a terminar encarcelando preventivamente a todos los opositores. Y no lo digo ahora, lo digo desde hace muchos años y he tenido gestos elocuentes en ese sentido», respondió el Presidente al ser consultado sobre sus charlas con Gerardo Morales, gobernador de Cambiemos.

Por su parte, Taty Almeida, integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, afirmó que la reunión de los organismos de derechos humanos con el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada fue «tan amena, gratificante y esperanzadora que a todos nos parece mentira volver a esta Casa que estuvo tomada por cuatro años», en declaraciones a los periodistas al término del encuentro.